Sin cargo a menos que ganemos: 855-958-3936
View in English

Abogados de Acoso en el Lugar de Trabajo de Sacramento

Sacramento tiene algunas de las leyes laborales más estrictas de la nación, preservando su derecho a recibir un trato justo e igualdad de beneficios y protegiéndolo de estar expuesto a actos hostiles o discriminatorios en el lugar de trabajo.

El acoso en el lugar de trabajo en Sacramento se presenta en muchas formas

La ley de Sacramento proporciona algunas de las protecciones laborales más sólidas de la nación, pero se necesita un abogado experimentado para ayudarlo a luchar por sus derechos.

El acoso es una conducta inapropiada u ofensiva que es lo suficientemente grave o generalizada como para alterar las condiciones de trabajo de un empleado. El acoso en el lugar de trabajo de Sacramento es ilegal donde se basa en uno de los factores enumerados a continuación.

Estos son varios tipos de acoso que están prohibidos por la ley de Sacramento:

Si ha experimentado acoso relacionado con su género, sexo o identidad de género, puede ser víctima de acoso de género y estar protegido por las leyes federales.

El acoso de género, o acoso basado en el género, ocurre cuando una persona acosa a otra en base a su género o identidad de género. El acoso no necesita estar basado en algo de naturaleza sexual. En cambio, el acoso de género generalmente implica estereotipos basados en los roles y funciones asociados con un género en particular.

Las leyes de acoso de género en el lugar de trabajo son similares a las leyes del Título IX, que previenen el acoso de género y la discriminación en entornos escolares. En un entorno de empleo y trabajo, el acoso de género puede ocurrir entre compañeros de trabajo, entre un supervisor y un subordinado, y en varios otros entornos.

En la legislación laboral de los Estados Unidos, existe un ambiente de trabajo hostil cuando el comportamiento de uno dentro de un lugar de trabajo crea un ambiente que es difícil o incómodo para que otra persona trabaje debido a la discriminación. Las quejas comunes en las demandas por acoso sexual incluyen caricias, comentarios sugerentes, fotos sexualmente sugestivas que se muestran en el lugar de trabajo, uso de lenguaje sexual o chistes subidos de tono. Los problemas pequeños, las molestias y los incidentes aislados generalmente no se consideran ilegales.

Para ser ilegal, la conducta debe crear un ambiente de trabajo que sería intimidante, hostil u ofensivo para una persona razonable. Se puede responsabilizar a un empleador por no prevenir estas condiciones en el lugar de trabajo, a menos que pueda probar que intentó prevenir el acoso y que el empleado no aprovechó las medidas o herramientas existentes contra el acoso proporcionadas por el empleador.

Si ha experimentado acoso por embarazo relacionado con el parto, la lactancia o condiciones médicas relacionadas, entonces puede ser víctima de acoso por embarazo y está protegida por las leyes federales.

Es ilegal acosar a una mujer debido al embarazo, el parto o una condición médica relacionada con el embarazo o el parto. El acoso es ilegal cuando es tan frecuente o grave que crea un ambiente de trabajo hostil u ofensivo o cuando resulta en una decisión laboral adversa (como el despido o el descenso de categoría de la víctima).

El acosador puede ser el supervisor de la víctima, un supervisor en otra área, un compañero de trabajo o alguien que no sea empleado del empleador, como un cliente o cliente.

El término latino quid pro quo se traduce como “algo por algo”.

Por lo tanto, el acoso quid pro quo ocurre en el lugar de trabajo cuando un gerente u otra figura de autoridad ofrece o simplemente insinúa que le dará algo al empleado (un aumento o una promoción) a cambio de la satisfacción de una demanda sexual por parte de ese empleado. Esto también ocurre cuando un gerente u otra figura de autoridad dice que no despedirá ni reprenderá a un empleado a cambio de algún tipo de favor sexual.

Un solicitante de empleo también puede ser objeto de este tipo de acoso si la decisión de contratación se basó en la aceptación o rechazo de insinuaciones sexuales.

El acoso sexual en el lugar de trabajo se define como insinuaciones sexuales no deseadas o conducta de naturaleza sexual que interfiere irrazonablemente con el desempeño del trabajo de una persona o crea un ambiente de trabajo intimidatorio, hostil u ofensivo.

El acoso sexual puede variar desde bromas sexuales ofensivas persistentes hasta contacto físico inapropiado y publicación de material ofensivo en un tablón de anuncios. El acoso sexual en el trabajo es un problema grave y puede ocurrirle tanto a mujeres como a hombres.

Tanto las leyes estatales como las federales protegen a los empleados del acoso sexual en el trabajo. El acoso sexual es una forma de discriminación sexual según el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964. Si bien el Título VII es el nivel base para las denuncias de acoso sexual, los estados tienen leyes de acoso sexual que pueden ser aún más estrictas. Consulte las leyes de su estado para obtener más información.

La intimidación es un problema sustancial en los lugares de trabajo en los Estados Unidos. Un tercio de los trabajadores estadounidenses informaron haber experimentado algún tipo de acoso por parte de los gerentes o compañeros de trabajo y otro 25 % informó haber presenciado el acoso de un compañero de trabajo.

Los entornos de trabajo abusivos pueden reducir la productividad y la moral, conducir a tasas más altas de ausentismo y rotación, y aumentar las reclamaciones médicas y de compensación laboral. Según la ley actual, las víctimas de acoso laboral tienen un remedio legal solo si el abuso está relacionado con una categoría protegida (como raza, género, discapacidad, orientación sexual o edad).

Los empleadores que no cumplan con la ley pueden enfrentar sanciones del Departamento de Igualdad en el Empleo y la Vivienda, la agencia estatal encargada de hacer cumplir las leyes de discriminación y acoso de California. Sin embargo, la ley no crea una demanda civil por conducta abusiva en sí misma.

Nuestro Enfoque

Nuestras prácticas se guían por la integridad. Protegeremos lo que te mereces.

Trabajamos incansablemente y luchamos tenazmente para que los abusadores de los derechos rindan cuentas.

Si ha experimentado un incidente angustiante relacionado con un problema como este, llámenos para una evaluación gratuita de su caso.

¿Sabías que?

Acoso por Embarazo

El acosador puede ser el supervisor de la víctima, un supervisor en otra área, un compañero de trabajo o alguien que no sea empleado del empleador, como un cliente o cliente.

Acoso sexual quid pro quo

Los casos de acoso quid pro quo incluyen aquellos en los que un empleador hace que ciertos beneficios laborales dependan de la aceptación de un empleado de los avances o la conducta sexual.

Acoso Sexual

El acoso sexual puede tomar muchas formas, desde tocamientos inapropiados y solicitudes de favores sexuales, hasta bromas y comentarios groseros y ofensivos. Se necesitan abogados con experiencia en acoso para evaluar adecuadamente sus reclamos.

Previous slide
Next slide

¿Es ilegal o simplemente injusto?

Los casos legales pueden ser largos, complicados y confusos, pero no tiene que asumir el sistema por sí mismo. Si cree que alguien ha violado sus derechos individuales o los derechos de un gran grupo de personas en su comunidad, podemos ayudarlo a encontrar el curso de acción correcto.

"*" indicates required fields

Complete el formulario a continuación o llame al: 855-958-3936 para una consulta GRATUITA hoy

Name*
Texting Consent*
* ¿Nos das permiso para enviarte mensajes de texto sobre tu consulta?
This field is for validation purposes and should be left unchanged.