Acoso Sexual en el Lugar de Trabajo Remoto

Acoso sexual laboral en líneaEl cambio a operaciones remotas durante el último año y medio ha remodelado el trabajo. El trabajo remoto tiene muchas ventajas; lo más importante es que mantiene a los trabajadores y sus familias a salvo de la amenaza del COVID-19; pero también aumentando la flexibilidad, la productividad y el enfoque. Sin embargo, a medida que los trabajadores se adaptaban a esta nueva realidad, los problemas encontrados en la oficina continuaron de forma remota. El principal de ellos es el acoso sexual. Sin embargo, la ley de California prohíbe el acoso sexual, incluso si ocurre de forma remota.

¿Qué es el acoso sexual?

El acoso sexual en el lugar de trabajo es ilegal. La ley de California define dos tipos principales de acoso sexual: acoso “quid pro quo” y la creación de un “ambiente de trabajo hostil”. El acoso quid pro quo ocurre cuando un empleado es sometido a comentarios o conducta sexual, enmarcados como un intercambio por el otorgamiento, negación o retención de un trabajo o beneficios laborales. En este escenario, por ejemplo, el acosador puede exigir sexo a un empleado y decirle que será despedido si no cumple. Se crea un ambiente de trabajo hostil en California cuando el acoso sexual es tan severo o generalizado que altera las condiciones y el ambiente de trabajo.

El acoso no tiene por qué estar motivado por un deseo de gratificación sexual, sino que puede basarse en la identidad de género, la orientación sexual, el embarazo, el parto o condiciones médicas relacionadas, reales o percibidas de una persona. Los tribunales han sostenido que el acoso sexual puede ocurrir entre personas del mismo género. Y particularmente relevante en la era del trabajo remoto, los empleadores y los acosadores individuales aún pueden ser responsables de acoso sexual incluso si tiene lugar en línea o fuera de la oficina.

La ruptura de las barreras entre el trabajo y el hogar debido a que muchos lugares de trabajo pasaron rápidamente al trabajo remoto al inicio de la pandemia de COVID-19 ha contribuido a la falsa impresión de que las personas no están “realmente” en el trabajo y, por lo tanto, no necesitan comportarse de manera adecuada. Este problema capturó los titulares en el otoño de 2020, cuando The New Yorker despidió al escritor Jeffrey Toobin por exponerse durante una llamada de Zoom al personal. Incidentes como este han ocurrido en lugares de trabajo en todo el país. Una encuesta de Deloitte encontró que el 52 por ciento de las mujeres han experimentado alguna forma de discriminación o acoso mientras trabajaban desde casa durante el año pasado. El estudio encontró que las mujeres de color y las personas LGBTQ tenían más probabilidades de ser objeto de acoso.

Qué deben hacer los empleadores para prevenir y abordar el acoso sexual en el lugar de trabajo remoto

Los empleadores deben recordar a los trabajadores que, si bien pueden estar trabajando desde casa, aún están ingresando a una zona profesional cuando inician sesión en espacios de trabajo como las reuniones del equipo Zoom. Los empleadores también deben actuar con rapidez para disciplinar a los infractores y ofrecer apoyo a los trabajadores afectados por una conducta de acoso sexual.

Monitorear el acoso sexual en el lugar de trabajo tiene sus propios beneficios para los empleadores: el estudio de Deloitte encontró que cuando las mujeres experimentan una “cultura verdaderamente respetuosa e inclusiva, son más comprometidas, productivas y leales”. Además, el estudio advirtió que si los líderes empresariales no abordan la desigualdad de género en el lugar de trabajo, pueden tener dificultades para atraer y retener a los jóvenes talentos, que tienden a priorizar las culturas laborales inclusivas.

Los empleadores deben adaptarse a la realidad actual del trabajo remoto modificando las políticas y los manuales de acoso sexual para incluir políticas sobre el acoso a través de tecnología como el correo electrónico, Zoom y aplicaciones de mensajería como iMessage y Slack. También deben monitorear el lugar de trabajo remoto para detectar casos de acoso sexual y alentar a las víctimas a que se presenten, recordando que tienen la misma responsabilidad de prevenir y abordar los casos de acoso sexual cuando ocurre de forma remota como lo hicieron en la oficina.

¿Qué debe hacer si sufre acoso sexual en el lugar de trabajo remoto?

El acoso sexual nunca es culpa de la víctima. Si sufre acoso sexual, debe documentar el incidente e informarlo a su empleador. También puede comunicarse con un abogado, que lo guiará a través de los siguientes pasos. Este proceso puede incluir primero la presentación de una queja ante las agencias administrativas estatales, seguida de una demanda.

Related posts

Dalia Khalili & Matt Matern at Matern Law Group PC
Class Action Suits

Hablando Alto

March 29, 2022

A los Abogados de Matern Law Group les Apasiona Brindar una Voz a los Empleados Por Shane Nelson Especial para el Diario Hace aproximadamente un año,

Lee mas...
Dekker v. Vivint Solar Class Action
Class Action Suits

Demanda colectiva impugna los cargos por terminación de Vivint Solar

March 24, 2022

El viernes, el juez William Alsup otorgó la certificación colectiva al primer grupo de consumidores de California atrapados por los acuerdos de compra de energía residencial

Lee mas...